Tu IP: Desconocido · Tu estado: ProtegidoDesprotegidoDesconocido
Blog A fondo

Keylogger: qué es y cómo prevenirlo

Un keylogger es uno de los tipos de malware más peligrosos para tu privacidad y para la seguridad de tus cuentas online. Vamos a revisar qué son los keyloggers, cuáles son sus riesgos, y cómo puedes protegerte.

Laura Klusaite

Laura Klusaite

May 18, 2021 · 4 minuto de lectura

Keylogger: qué es y cómo prevenirlo

Qué es un keylogger: definición

Esencialmente, un keylogger es un tipo de malware que se dedica a registrar las pulsaciones que realizas en el teclado de tu dispositivo y las envía a un tercero, que de este modo pasa a tener acceso a todo lo que hayas escrito en tu teclado: tus chats, tus búsquedas de Google, tus contraseñas… y los números de tu tarjeta de crédito.

¿Qué tipo de datos están en riesgo?

Todos los datos que teclees, y todos los datos a los que puedas acceder tecleando. Un keylogger puede facilitarle a un hacker tus nombres de usuario y contraseñas de todas tus redes sociales o de tu correo electrónico, los números de tu tarjeta de crédito y las claves de acceso de tu banca online. Con estos datos, además, el hacker puede acceder a tus cuentas y a toda la información que almacenes en ellas… incluido el dinero de tu banca digital.

¿Cómo se propaga un keylogger?

Aunque un keylogger puede infectar tu equipo de la misma forma que un malware tradicional, en la mayoría de los casos es instalado por una persona con acceso directo o indirecto a tu equipo, por ejemplo conectando un dongle en sus puertos o enviándote un archivo infectado con software malicioso.

¿Cómo saber si tengo un keylogger?

Si no sabes cómo detectar keyloggers, pero tienes la sospecha de que tu equipo podría haber sido infectado con uno, lo primero que debes hacer es instalar un software antivirus –si acaso no contabas ya con uno– e iniciar un análisis exhaustivo para detectarlo y eliminarlo de tu sistema.

En cualquier caso, estas son algunos posibles síntomas de que tu equipo ha sido infectado por un keylogger:

  1. Descubres aplicaciones que no reconoces.
  2. Si de pronto aparecen en tu equipo aplicaciones de las que ni siquiera habías oído hablar, o barras de herramientas que no recuerdas haber instalado en tus navegadores, es muy probable que tu equipo esté infectado.

  3. Tu equipo se bloquea con frecuencia.
  4. Si tu equipo comienza a bloquearse de pronto sin razón aparente, puede ser que haya sufrido cambios en su registro a causa de un malware, con lo que tal vez tengas un keylogger operando en segundo plano.

  5. Encuentras un dispositivo que no reconoces conectado a tu equipo
  6. Mantente siempre alerta si ves un dispositivo extraño en alguno de los puertos de tu equipo, por ejemplo un ‘adaptador’ para el cable de tu teclado, o un pendrive USB que alguien parece haberse ‘olvidado’ en tu equipo.

  7. Hay procesos que no reconoces en tu gestor de tareas.
  8. Si descubres procesos extraños operando en tu sistema, y no recuerdas haber instalado ningún programa que pueda justificarlos, hay muchas posibilidades de que se trate de procesos maliciosos.

  9. Hay excepciones extrañas en tu software antivirus.
  10. Si por alguna razón tu antivirus parece haber ‘decidido’ que determinados archivos o ciertas carpetas no deben ser analizadas en busca de amenazas, esas son las primeras áreas donde deberías investigar.

¿Cómo prevenir los keyloggers?

¿Quieres saber cómo evitar caer en el keylogger? No te preocupes, porque dispones de varias herramientas esenciales para prevenir una infección de este tipo. Las más importantes son:

  1. Utiliza un gestor de contraseñas
  2. Un gestor de contraseñas es una de las mejores herramientas para impedir el acceso de un keylogger a tus claves. Dedicado a crear contraseñas seguras y almacenarlas de forma encriptada, este software hará que no tengas necesidad de teclear tus claves online, ya que será el propio gestor el que se encargará de completarlas para acceder a tus cuentas.

  3. Actualiza tus aplicaciones regularmente
  4. Los keyloggers pueden acceder a tu equipo aprovechando vulnerabilidades en aplicaciones y programas. Cualquier aplicación puede ser susceptible de sufrir una vulnerabilidad, pero, afortunadamente, siempre pueden subsanarse mediante actualizaciones. Por esto es tan importante que mantengas tus aplicaciones actualizadas en todo momento, sobre todo tus navegadores y tu gestor de correo electrónico.

  5. Utiliza un software antivirus
  6. Naturalmente, un software antivirus es una de las herramientas más importantes a la hora de protegerse frente a los keyloggers. Instala un antivirus profesional para prevenir cualquier tipo de infección, y actualízalo con frecuencia para asegurarte de que sea capaz de protegerte frente a las amenazas más recientes.

  7. Utiliza una VPN
  8. ¿Qué es una VPN, y para qué sirve? Al margen de la protección frente a los keyloggers de las herramientas que ya hemos visto, siempre es buena idea contar además con los servicios de seguridad de una VPN para encriptar toda la información que envías y recibes online.

    NordVPN, además, cuenta con la tecnología CyberSec para detectar webs maliciosas e impedir su acceso a tus equipos antes de que puedan instalar cualquier tipo de malware en tus dispositivos.