Su IP: Desconocido · Su estado: Protegido
Desprotegido
Desconocido
Blog A fondo

Seguridad en internet para los niños: una guía para los padres

Enseñar a tus hijos en qué consiste la seguridad en internet es absolutamente vital, ¿pero por dónde comenzar? Vamos a ofrecerte información sobre el cyberbullying, el robo de identidad, el acoso y las estafas de phishing, para que puedas tomar decisiones bien informadas sobre la seguridad de tus niños online.

Ruth Matthews

Ruth Matthews

Feb 24, 2021 · 5 minuto de lectura

Seguridad en internet para los niños: una guía para los padres

6 consejos para mantener a tus hijos seguros online

1. Da ejemplo

Dar ejemplo suele ser la mejor forma de mostrar a tus hijos cómo mantenerse a salvo en internet. Una larga clase sobre seguridad online seguramente será menos efectiva, así que haz que tus acciones digan más que tus palabras.

Pregúntate:

  • ¿Estoy compartiendo de más en las redes sociales, pero les digo a mis hijos que no lo hagan?
  • ¿Estoy mirando el teléfono con demasiada frecuencia, sobre todo durante el tiempo que paso en familia?
  • ¿Mis hijos entienden que la seguridad online es importante para mí y que la practico cada día?
  • ¿Estoy dando consejos específicos y siendo proactivo a la hora de mantener a salvo a mis hijos y a sus dispositivos frente a las amenazas?

2. Conoce el problema

Tus hijos te pedirán ayuda a ti, así que edúcate primero. Mantente al tanto sobre las estafas y amenazas emergentes en internet, ya que evolucionan continuamente. Sabrás a lo que te enfrentas y cómo establecer las mejores defensas.

Las 4 principales estafas dirigidas contra niños:

A los jóvenes se los suele atrapar en foros de videojuegos, o haciendo clic de forma casual en enlaces dentro de mensajes, lo que podría resultar en un severo caso de robo de identidad, o esparcir una infección irreversible en sus dispositivos.

Estas son las 4 principales estafas que debes vigilar:

  1. Robo de identidad
  2. Correos de phishing
  3. Malware
  4. Ataques en juegos online

Nuestras actualizaciones en tiempo real sobre la seguridad online son la mejor forma de mantener fresco tu conocimiento en materia de seguridad. Puedes suscribirte al final de este post.

3. Protégelos en las redes sociales

Con niños de apenas 5 años ya equipados con un iPhone, las redes sociales han reemplazado a muchas interacciones físicas y han hecho que internet sea su nuevo patio de juego. Sin embargo, eso trae consigo muchas preocupaciones de seguridad en la red.

Como en cualquier patio, el bullying prolifera, y los más jóvenes no suelen decirles a sus padres cuándo tiene lugar un acto de cyberbullying. Por suerte, las redes sociales han introducido rápidamente características anti-bullying. Instagram tiene su característica de ‘Restringir’, Facebook tiene su Hub de Prevención del Bullying para los adolescentes, y Snapchat lanzó recientemente su característica de ‘Aquí para ti’, repleta con información de autoayuda.

Estas son algunas acciones específicas que puedes realizar para proteger a tus niños en las redes sociales:

Los ajustes de privacidad de la mayoría de las redes sociales o apps de mensajería te permiten:

  • Decidir quién puede ver tu perfil, escribirte y comentar en tus publicaciones.
  • Informar de comentarios hirientes, mensajes y fotos inapropiadas, y solicitar que se retiren o, en casos severos, que se cierre una cuenta maliciosa.
  • Dejar de ser amigo o bloquear completamente a determinadas personas para que no puedan acceder a tu perfil.
  • También merece la pena considerar que las personas no reciben una notificación cuando restringes su acceso, las bloqueas o las denuncias. Como precaución extra, puede que quieras preguntarles a tus hijos si puedes ser su amigo en sus redes sociales. ¡Promételes no avergonzarlos!

4. Explícales por qué es importante la privacidad

Es importante explicarles a tus hijos por qué la seguridad online es importante, usando ejemplos del mundo real y dándoles un contexto a tus preocupaciones.

2019 fue el peor año hasta ahora para las filtraciones de datos. Hoy por hoy, la privacidad online es más importante que nunca. Cuando se publican detalles tan triviales como el nombre de una calle o una conexión familiar, los atacantes pueden deducir tu identidad y usarla para cometer fraudes o acosarte en la vida real. Como padres, es imperativo comentar hasta qué punto es peligroso compartir tu información personal en internet.

Para comenzar, define qué es la información personal:

Tu dirección postal, tu número de la seguridad social, tu número de teléfono o las credenciales de tu cuenta.

Luego, explica cómo su información personal puede ser usada contra ellos:

  • Nunca deben publicar nada en tiempo real. Compartir en las redes sociales las imágenes de las vacaciones de tu familia es un indicio claro de que no hay nadie en casa. Aconséjales no publicar nada en tiempo real, para que los atacantes no puedan seguir sus movimientos.
  • Estafas de phishing. Deben tener cuidado con los correos electrónicos enviados por empresas no reconocidas pidiéndoles, por ejemplo, detalles para reiniciar sus cuentas.
  • Robo de contraseñas. Las contraseñas débiles pueden adivinarse fácilmente. Incluso las más fuertes pueden sucumbir ante un ataque de fuerza bruta. Los hackers pueden usar sus detalles de acceso para acceder a otras cuentas y venderlas en plataformas de la dark web.

5. Crea contraseñas robustas con ellos

En cuanto tu hijo o hija quiera tener una cuenta online de cualquier clase, deberías explicarle el concepto de la seguridad de las contraseñas. Su contraseña debería ser robusta, compleja y única, para que nadie pueda acceder a sus cuentas.

Qué hacer y qué no al crear una nueva contraseña:

  • Hazla fuerte usando al menos 8 caracteres, incluyendo mayúsculas y minúsculas, números y símbolos especiales.
  • Nunca incluyas tu información personal (nombre, fecha de nacimiento) en tus contraseñas, ni uses los nombres de tus mascotas, amigos o familiares.
  • Cuanto menos se parezca tu contraseña a una palabra real, mejor.
  • Si quieres usar palabras del diccionario, reemplaza algunas de las letras con números o caracteres especiales.

Cómo mantener tus contraseñas seguras:

  • Memoriza tus contraseñas o usa un buen gestor de contraseñas. Nunca las anotes.
  • Mantenlas secretas (a los niños les encantan los secretos, ¡así que esto es fácil!).
  • Cámbialas regularmente.
  • No uses la misma contraseña para diferentes cuentas.

6. Explícales por qué las redes Wi-Fi públicas son peligrosas

Es difícil no usar redes Wi-Fi públicas. Están por todas partes, desde las cafeterías hasta las universidades, centros comerciales o estaciones de tren. El problema es que las redes públicas no son seguras, y tu información o dispositivo pueden ser interceptados en cuanto te conectas.

Diles eso a tus hijos y probablemente se alzarán de hombros y te dirán que “eso seguramente no me pasará a mí”. Después de todo, usar redes Wi-Fi les permite ahorrar datos móviles. Por suerte, el peligro puede evitarse instantáneamente usando una VPN.

Una cuenta de NordVPN abarcará hasta 6 dispositivos, mejorando la seguridad de internet en tu casa y en otros lugares. Eso significa protección para toda la familia por el precio de una sola suscripción. Si es la primera vez que usas una VPN, deberías saber que es un seguro esencial para cualquiera que use internet. Una VPN encripta tu tráfico de internet y lo redirige a través de un túnel privado, ocultando frente a los hackers todo lo que envías, haces o escribes online. Todo lo que tienes que hacer es abrir la app de NordVPN y pulsar el botón de Conexión Rápida para disfrutar de una protección online completa.