Tu IP: Sin datos · Tu estado: ProtegidoDesprotegidoSin datos

Los 10 principales peligros y riesgos de las redes sociales

Los peligros en redes sociales son reales y afectan especialmente a los niños. Estas apps fueron diseñadas para adultos, por lo que es necesario tomar ciertas medidas para que los menores no pongan en riesgo su privacidad, reputación o seguridad en línea. En esta ocasión te mostraremos los tipos de peligros en redes sociales que debe enfrentar tu hijo cada vez que se conecta.

Los 10 principales peligros y riesgos de las redes sociales

¿Cuáles son los peligros de las redes sociales para los adolescentes y los niños?

Al menos hay 10 peligros en redes sociales que son especialmente dañinos para los menores, ya que en la mayoría de los casos no cuentan con las herramientas necesarias para reportar el abuso o proteger mejor su privacidad y seguridad online. Por supuesto, los peligros que señalaremos a continuación también afectan a los adultos, pero en proporciones diferentes.

Antes de comenzar con la lectura, te recomendamos echar un vistazo a la guía de seguridad en internet para niños de NordVPN. Es necesario concienciar a los más pequeños de los peligros que albergan las pantallas, así como los procedimientos a seguir una vez identificado el riesgo.

Ha llegado el momento de señalar los 10 peligros y riesgos de las redes sociales y cómo se pueden prevenir.

1. Daños en la reputación del menor: abusos y ciberbullying

Las redes sociales son el escenario idóneo para los abusadores y pedófilos. La plataforma les entrega el anonimato que necesitan para contactar a posibles víctimas, ganarse su confianza y manipularlos para que compartan información personal o vídeos de carácter íntimo. Detrás de un perfil de Instagram con contenido gracioso, puede haber un delincuente esperando su oportunidad para atacar.

Las cifras son alarmantes. El estudio Epidemiology of online sexual solicitation and interaction of minors with adults: A longitudinal study (2022), que encuestó a 1029 alumnos españoles y fue supervisado por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), con la colaboración de investigadores de la Universidad del País Vasco, la Universidad de Deusto y la Universidad de Barcelona, concluye que el 23% de los menores entre 12 y 15 años recibe peticiones sexuales de adultos por internet.

En cuanto al ciberbullying, tal vez el menor esté siendo acosado por una persona anónima mientras juegan online, pero en muchas ocasiones proviene de alguien que conocen en la vida real. El ciberacoso es un tema que está siendo tratado en las escuelas y en los últimos años se han publicado protocolos de actuación para frenarlo.

Para prevenir este tipo de comportamiento delictivos, se pueden aplicar estos consejos:

  • Presta atención a los cambios en el estado de ánimo del menor. Tanto si eres docente como un padre de familia, es importante investigar a qué se deben los repentinos cambios de humor de los menores. El ciberacoso y el acoso sexual en las redes sociales causa angustia, enfado y estrés.
  • Las bajas calificaciones o el aumento de horas en solitario. El aislamiento social y el fracaso escolar son otros aspectos importantes que visibilizan una situación de abuso.
  • Habla con franqueza sobre los peligros en redes sociales y las medidas de protección. Esta tarea corresponde a los centros educativos y las familias, concienciar a los niños y adolescentes de la existencia de la pedofilia en internet ayuda a actuar en este tipo de situaciones.

2. Fraudes, phishing y malware

Estas son las tres clases de contenido malicioso y engaños que puedes encontrar en las redes sociales. Hacer clic en un enlace vinculado a un sitio web de escasa reputación, y en este aspecto es fundamental saber cómo prevenir el robo de identidad. En esto consisten los ataques phishing, envían mensajes masivos con links maliciosos diseñados para recolectar información confidencial sin que el propietario sea consciente de ello.

A veces, el objetivo de los ciberdelincuentes es instalar malware en los dispositivos de terceros y bloquear su acceso a perfiles, así como robar información privada. Por último, los fraudes online son capaces de engañar a cualquier usuario, pero especialmente a los más pequeños. Quizá consista en un mensaje en la bandeja de entrada de Instagram anunciando de un gran descuento en una marca conocida, bajo ningún concepto se deben abrir estas publicaciones.

3. Contenido inapropiado para los menores

¿Qué tipo de contenido visita tu hijo? ¿Supervisas los perfiles que sigue en redes sociales? ¿Conoces bien las ideas que muestran en los vídeos que ven? Estas preguntas son fundamentales, ya que muchos menores consumen contenido que no es apropiado para su edad. Tal vez sigan influencers que hablen de temas relacionados con la sexualidad o violencia.

Utiliza herramientas de control parental para supervisar las cuentas o los sitios webs a los que acceden los menores. En los centros educativos también se están aplicando protocolos que incluyen software de supervisión. No se trata de coartar la libertad del menor, sino de proteger su seguridad digital.

4. Videojuegos violentos y chats peligrosos

Los videojuegos muy violentos no son apropiados para niños pequeños, por eso los padres deben comprobar que la temática sea adecuada para la edad del menor. Además, dada la popularidad de los videojuegos online, es necesario saber con quién chatean y qué lenguaje utilizan. Las conversaciones son reales, por lo tanto deberían seguir normas similares a las que tienen en el colegio o en familia.

Por último, los youtubers e influencers que han saltado a la fama gracias a sus habilidades como gamers, no siempre comparten contenido adecuado para los más pequeños. En España ha habido casos en los que el adulto ha dicho comentarios sexistas delante de audiencias de millones de personas, entre los cuales había numerosos menores. Por eso es importante supervisar cuáles son sus perfiles favoritos y qué temas tratan en ellos.

5. Escasos niveles de seguridad

Si muchos adultos desconocen la importancia de la ciberseguridad y los trucos básicos para proteger su identidad online, parece obvio que será difícil encontrar menores que sean conscientes de esta realidad. Por este motivo, el papel de los padres y los educadores es esencial, por ejemplo, explicando por qué es esencial usar la 2FA o acudir solo a sitios web oficiales.

También es esencial hablar de los peligros y consecuencias negativas de los videojuegos. No solo nos referimos al abuso de horas frente a la pantalla, sino a los ataques informáticos que pueden sufrir los menores. Definitivamente, no todo el mundo tiene buen perder.

6. El incumplimiento de la edad mínima

Las redes sociales tienen una edad mínima legal: 13 años en Twitter y Snapchat, 14 años en Facebook, 16 años en Instagram y 18 años en LinkedIn y WhatsApp. Google habla de mínimo 16 años para ser usuario de YouTube.

Estas normas corresponden a España, pero es obvio que no se cumplen, por ejemplo, cualquier smartphone Android implica tener instalado WhatsApp. Un estudio de UNICEF (2022) afirmó que la edad media de los españoles para tener su primer móvil está un poco por debajo de los 11 años. Sin duda, el debate está vivo entre las asociaciones de padres y madres, los colegios y los psicólogos expertos en infancia.

7. El impacto negativo en la autoestima

La adolescencia es un tiempo de cambios y redefinición de la personalidad, una tarea un tanto complicada en la era de las nuevas tecnologías y la popularidad de las redes sociales. En Instagram o Facebook, las fotografías son perfectas y todos los usuarios jóvenes manejan bien los filtros.

Por ejemplo, se ha hecho popular el “Club de las cinco”. Perfiles de instagramers que muestran sus rutinas diarias hiperproductoras que empiezan con un madrugón a las 5:00 AM. No hay errores ni proscrastinación, las jóvenes siempre logran marcar “check” en todos los puntos de su lista “to do”.

Este estado continuo de perfección, afecta directamente a la autoestima de numerosos adolescentes. En especial a aquellas personas que no se sienten identificadas con el canon de belleza predominante.

8. Recolección de datos y anuncios invasivos

El desconocimiento sobre la recolección de datos de los usuarios en redes sociales es enorme. Poco sabemos sobre la información personal que “entregamos” y que posteriormente sirve para crear un perfil de consumidor. La publicidad digital basa gran parte de sus campañas en este tipo de métodos.

Enruta tu tráfico con una VPN para navegar de forma más anónima. Nadie conocerá tu verdadera dirección IP y será más complicado saber qué clase de productos podrían interesarte.

Protege la seguridad y privacidad online de tu familia.

9. La falta de importancia que se le da al contenido publicado

La huella digital puede hacer que pierdas el trabajo de tus sueños. Las publicaciones que hiciste en tu blog en 2010 siguen siendo importantes en 2023, sobre todo en competitivos procesos de selección. Debemos poner el foco en opiniones políticas o comentarios sobre ciertas polémicas, antes de pulsar el botón “publicar” debemos pensarlo dos veces.

De hecho, se recomienda que los menores, pero también las personas adultas, compartan el mínimo de información personal en redes sociales. Con la IA incluso podrían manipular un vídeo íntimo y hacerlo pasar por tuyo, ya que en pantalla se verá tu rostro. Este tipo de prácticas pueden arruinar tu reputación de por vida.

10. Fake news: cómo se informan los más jóvenes

En especial después del confinamiento, las noticias falsas saltaron a la opinión pública. Es crucial verificar las fuentes de información, la metodología empleada y quién firma la nota de prensa. Los más jóvenes también deben aprender a frenar los bulos que se propagan por redes sociales o grupos de WhatsApp.

¿Cómo prevenir los peligros de las redes sociales?

Estos son algunos consejos básicos para prevenir los peligros de las redes sociales (especialmente interesante si tienes menores a tu cargo).

  • Utiliza los protocolos de seguridad de última generación. La Protección contra amenazas de NordVPN es una función que sirve para bloquear anuncios molestos, el malware y otros peligros en línea.
  • Juega online con tus amigos con la Red Mesh. Esta herramienta permite crear una red LAN solo para ti, tus amigos y las personas que autorices.
  • Protege las contraseñas de toda la familia. Utiliza un gestor de contraseñas para guardar todas las claves en un lugar seguro.
  • Protege hasta 6 dispositivos con una suscripción a NordVPN. Navega por internet con una VPN activada, de esta forma se podrá enrutar tu tráfico online. Esta es la explicación detrás de qué es una VPN y para qué sirve, sencillamente, más seguridad en línea para ti y tu familia.

La seguridad online empieza con un clic.

Máxima seguridad con la VPN líder del mundo


Valoramos tu privacidad

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia más segura y personalizada. Al aceptar, significa que estás de acuerdo con el uso de cookies para anuncios y análisis, online con nuestra Política de cookies.