Tu IP: Desconocido · Tu estado: ProtegidoDesprotegidoDesconocido
Blog A fondo

Zoom y seguridad: todo lo que debes saber

Seguramente conoces Zoom, la famosa plataforma de videoconferencias. Esta aplicación se hizo muy popular durante la pandemia del coronavirus, pero poco después salieron a la luz varias noticias muy preocupantes sobre Zoom: Problemas de seguridad críticos que estaban afectando al rendimiento de su plataforma y ponían en riesgo la privacidad de sus usuarios.

Ruth Matthews

Ruth Matthews

Apr 27, 2021 · 4 minuto de lectura

Zoom y seguridad: todo lo que debes saber

A continuación vamos a repasar en qué consistieron estos problemas, qué se hizo para subsanarlos, y si es seguro usar Zoom en la actualidad.

¿Qué es Zoom?

Zoom es una plataforma de videoconferencias estadounidense que se hizo especialmente famosa durante los primeros meses de la pandemia del coronavirus, en los que su uso global aumentó en un espectacular 67%.

Sin embargo, el éxito de Zoom pronto trajo consigo toda una serie de problemas de seguridad que supusieron un serio revés para su plataforma. Empresas tecnológicas de primera línea como Google, SpaceX y la NASA prohibieron su uso entre sus empleados, y miles de personas sufrieron hackeos por utilizarla.

¿Es seguro Zoom? Problemas de seguridad y privacidad de Zoom

¿Cuáles son los problemas de seguridad de Zoom? Estos son algunos de los más importantes:

Una encriptación deficiente

Para comenzar, la encriptación de Zoom no es una encriptación de extremo a extremo. Para que una encriptación de extremo a extremo sea realmente segura, es necesario que solo los usuarios que establecen una comunicación estén en posesión de las claves de desencriptación de sus mensajes. Sin embargo, Zoom almacena todas estas claves de forma centralizada, lo que significa que puede desencriptar cualquier comunicación a su antojo. Tus conversaciones en Zoom, entonces, no son privadas en absoluto.

Hackeos y ‘zoombombing’

Además, la plataforma de Zoom se encontró rápidamente con hasta dos vulnerabilidades del día cero con efectos terribles para su ciberseguridad. Una de ellas permitía a los hackers utilizar las URLs de Zoom para acceder a diferentes reuniones y comprometer la información privada de sus usuarios, incluyendo sus correos electrónicos y contraseñas, que terminaron volcados en la dark web. Y la segunda vulnerabilidad permitía a los ciberdelincuentes robar las claves de las cuentas de Windows de los usuarios.

Vigilancia a los empleados

Asimismo, Zoom también incurre en malas praxis, como la de permitir a los empresarios vigilar a sus empleados, hasta el punto de que son notificados si uno de ellos hace clics durante más de 30 segundos por fuera de la ventana de Zoom. Privacidad y seguridad, definitivamente, no van de la mano en esta aplicación.

Recolección de datos

Por último, una de las principales fuentes de financiación de Zoom es la venta de datos privados de sus usuarios a empresas de terceros, sobre todo a Facebook, que en muchos casos ha recibido automáticamente los datos de sus usuarios a través de la aplicación de Zoom para iOS.

¿Cómo mejorar la seguridad de Zoom?

Es evidente, entonces, que Zoom no es una aplicación segura para realizar videoconferencias. Sin embargo, hay algunas medidas que podemos adoptar para proteger mejor nuestra privacidad mientras la usamos. Si quieres saber cómo trabajar de forma segura desde casa con Zoom, algunas de ellas son:

  • Descarga la aplicación solo desde su web oficial. Hay numerosas apps de Zoom trucadas circulando por internet, que expondrán tus datos privados todavía más o que infectarán tus equipos con malware.
  • Protege tus reuniones con contraseñas robustas. Asegúrate de crear contraseñas robustas para cada una de tus reuniones, lo que te ayudará a minimizar el riesgo de hackeos en tus conversaciones.
  • No compartas tu ID de forma pública. Compártela únicamente con las personas específicas con las que tienes previsto conversar a través de la aplicación, y con nadie más.
  • Utiliza la función de sala de espera. Esta función permite dejar en espera a los participantes de una reunión, para que puedas determinar después si les das acceso o no.
  • ¡No envíes información sensible o confidencial a través de Zoom! Como hemos visto, sus servidores no cuentan con una encriptación adecuada, y la plataforma en sí cede de forma sistemática los datos de sus usuarios a otras plataformas como Facebook.
  • Actualiza regularmente la aplicación. Algunas de las principales vulnerabilidades de Zoom han quedado subsanadas en actualizaciones posteriores, así que trata de contar siempre con su última versión.
  • Utiliza una VPN. Frente a la encriptación deficiente de Zoom, puedes proteger mejor los datos de tus videoconferencias encriptando tu conexión de forma robusta a través de tu VPN personal o profesional.
  • Organiza tus reuniones de forma cerrada. No permitas que ninguna persona ajena a la reunión acceda a ella: asegúrate de que los participantes son únicamente las personas que deberían ser.
  • Busca alternativas. En caso de que te sea posible, siempre será mejor que utilices aplicaciones alternativas que ofrezcan una mejor seguridad y mayores garantías de privacidad para sus usuarios.

En síntesis: ¿es seguro Zoom?

Zoom no es una plataforma segura. A pesar de que ha logrado subsanar algunas de sus vulnerabilidades del día cero, sigue empleando una encriptación deficiente y realizando malas praxis mediante la cesión de datos privados de sus usuarios a terceros. Por todo esto, es mejor utilizar aplicaciones alternativas que presenten mejores garantías para la privacidad y seguridad de sus usuarios.

También disponible en: English, Nederlands, Svenska