Tu IP: Sin datos · Tu estado: ProtegidoDesprotegidoSin datos

Ir al contenido principal

Pros y contras de una VPN

Una VPN es una herramienta esencial para mantenerse seguro en internet. Aumenta tu seguridad, protege tu privacidad y te ofrece una mejor experiencia global en la red. Veamos los pros y los contras de una VPN y por qué merece la pena tenerla.

Pros y contras de una VPN

¿Cuáles son los pros y contras de las VPN?

Es posible que las constantes noticias sobre filtraciones de datos y piratas informáticos te desanimen y te hagan preguntarte “¿merece la pena una VPN?”. Bueno, estamos aquí para eliminar esas dudas con algunos datos concretos sobre por qué una VPN es una de las mejores y más rápidas formas de permanecer seguro online y mantener tu privacidad.

Aquí tienes un rápido resumen de los pros vs. los contras de una VPN.

VentajasDesventajas
Protege tus datosRalentiza la velocidad de internet
Protege tu privacidad en internetLas VPN baratas o gratuitas son lentas, inseguras y pueden recopilar tus datos
Enmascara tu dirección IPLas VPN premium cuestan dinero
Funciona como una práctica herramienta de protección para activistas en entornos hostiles.Las VPN no te protegen del acaparamiento de datos en las redes sociales
Evita la limitación del ancho de banda en función de determinadas actividadesIncompatibles con determinados dispositivos
Te protege de ataques DDoSLas VPN están prohibidas en algunos países
Te protege mientras trabajas a distanciaLas VPN no te protegen de la recopilación voluntaria de datos

Ventajas de una VPN

Utilizar una VPN tiene muchas ventajas. Cifrará tu tráfico de navegación, mantendrá la navegación segura y mejorará tu experiencia en línea. Estas son algunas de las principales ventajas de emplear una VPN:

Protege tus datos

Cuando navegamos por internet, nuestros datos viajan largas distancias y pasan por varios servidores. Incluyen incluso nuestros datos más personales, como mensajes privados, contraseñas, información financiera y mucho más.

Si no están encriptados, terceros, como tu proveedor de servicios de internet, funcionarios públicos o ciberdelincuentes, pueden acceder a ellos y utilizarlos en tu contra. El riesgo es especialmente alto cuando utilizas redes Wi-Fi públicas no seguras, que son terreno preferido para los hackers.

La VPN puede ayudarte con eso. Cifra tu tráfico para que nadie pueda ver lo que haces o a lo que accedes online. Los proveedores de VPN premium utilizan algoritmos de encriptación de primera categoría, proporcionando una seguridad de alta calidad y una mayor privacidad en línea.

NordVPN también cuenta con la función Protección contra amenazas. La Protección contra amenazas hace que tu navegación sea más segura y fluida. Te ayuda a identificar archivos con malware, evita que entres en sitios web maliciosos y bloquea rastreadores y anuncios intrusivos al instante.

Protege tu privacidad en internet

Todo lo que haces en internet deja rastros que pueden decir mucho sobre tus hábitos en la red. Hay muchas entidades que intentan obtener tus datos, desde tu proveedor de servicios de Internet (ISP) hasta los sitios web de compras online.

Los ISP suelen husmear en los datos de sus clientes y pueden incluso cederlos a terceros. Por ejemplo, pueden vendérselos a una institución gubernamental interesada en lo que usted hace en internet o a una entidad comercial que puede utilizarlos con fines de marketing o segmentación publicitaria.

Una VPN mitigará este problema. Una vez cifrado tu tráfico, nadie podrá echar un vistazo a tus acciones online y podrás disfrutar de tu privacidad.

Cambia tu dirección IP

Tu dirección IP puede utilizarse para rastrear tu ubicación e identidad. Cada vez que visitas un sitio web, el proveedor del sitio puede ver tu dirección IP, y puede utilizar esa información en la orientación de anuncios en el futuro. Sin embargo, si utilizas una VPN, enrutará tus datos a través de un servidor VPN con una dirección IP propia. Los sitios web con los que interactúes solo podrán ver la dirección IP de la VPN, y no la suya.

Una VPN también puede ayudarte a evitar los cortafuegos. Por ejemplo, si deseas acceder a un sitio web de noticias en un país donde estás restringido, esta función puede ayudarte.

Cambiar tu IP también puede ayudarte a evitar la discriminación de precios, ya que los precios en las tiendas online a veces dependen del país en el que se encuentre. Cambiando tu IP, puedes cambiar tu ubicación virtual y conseguir tarifas más justas.

Protección en un entorno hostil

Una VPN es una herramienta vital si alguna vez te encuentras en un país con un bajo índice de libertad en internet, donde tus acciones online pueden tener consecuencias en la vida real.

¿Y si la conexión VPN se corta de repente? NordVPN tiene una función especial Kill Switch que terminará automáticamente su conexión en línea para que nunca navegue desprotegido.

Sin limitación de ancho de banda

Algunos ISP limitan el ancho de banda de sus clientes cuando visitan ciertos sitios web o utilizan servicios específicos. Esta práctica se denomina estrangulamiento del ancho de banda. Al cifrar tu tráfico, ocultas tus actividades al proveedor, de modo que ya no puede limitar tu tráfico.

Mejor experiencia de juego online

Una VPN puede mejorar significativamente tu experiencia de juego. Protege tus redes de ataques DDoS y también puede ayudarte a evitar bloqueos de IP injustos. La función Red Mesh de NordVPN puede incluso ayudarte a formar conexiones LAN remotas privadas para jugar con tus amigos.

Te protege mientras trabajas a distancia

Una VPN es especialmente relevante para negocios y empresas después de la pandemia de la COVID-19, con más gente que nunca trabajando a distancia. El uso de conexiones remotas para acceder a las redes de trabajo pone en riesgo de robo la información sensible de empresas y clientes.

Trabajar a distancia en una red pública o compartida puede exponer los datos sensibles a los ciberdelincuentes, ya que alguien con los conocimientos adecuados en la misma red podría acceder a los sistemas internos de la empresa.

También puedes utilizar la Red Mesh para trabajar a distancia con tu equipo. Esta función gratuita, creada por NordVPN, te permite conectar dispositivos con túneles seguros y encriptados. Con su potente sistema de compartición de archivos sin límites, hace que la colaboración sea más fácil que nunca.

El acceso no autorizado de terceros a los archivos de la empresa puede tener consecuencias desastrosas para un negocio. Por lo tanto, es importante que las organizaciones den un paso hacia un entorno de trabajo remoto más seguro y utilicen una VPN para asegurarse de que todos los datos confidenciales sigan estando a puerta cerrada.

Desventajas de una VPN

Aunque una VPN debería ser la piedra angular de tu ciberseguridad, no resolverá todos tus problemas de seguridad en la navegación. Por lo tanto, es esencial comprender los límites y las posibles desventajas de una VPN. Estas son las principales desventajas de utilizar una VPN:

Conexión más lenta

El proceso de encriptación y el enrutamiento de tu tráfico a través de servidores remotos pueden ralentizar tu conexión a Internet. Sin embargo, los servicios VPN premium suelen tener protocolos rápidos e infraestructuras potentes que hacen que la caída de velocidad sea apenas perceptible.

NordVPN tiene una ventaja excepcional aquí, ya que obtuvo una puntuación excelente en las recientes pruebas de velocidad realizadas por AV-TEST. Su ligero protocolo NordLynx es la prueba viviente de que la velocidad y la seguridad son totalmente compatibles.

Algunas VPN son inseguras

Las VPN gratuitas son a menudo inseguras y hacen más mal que bien. El hecho de que sean gratuitas probablemente significa que utilizan otras formas de monetizar sus operaciones. Esto puede significar recopilar tus datos y venderlos a terceros o inundarte de anuncios.

Las VPN gratuitas también suelen tener una infraestructura de servidores más pequeña, lo que se traduce en servidores congestionados y, en consecuencia, velocidades más lentas. Además, pueden tener más agujeros de seguridad y algoritmos de cifrado débiles: la receta perfecta para las filtraciones de datos. No hay más que recordar el reciente incidente de filtración de algunos proveedores de VPN gratuitas.

¿Hay algún inconveniente en utilizar una VPN? Depende de la que elijas. Asegúrate siempre de que tu VPN tiene una política auditada de registro cero, lo que significa que no recopila tus datos. Asegúrate de que utiliza un cifrado potente y de que tiene una red global de servidores para que no te ralentice demasiado.

Costes de suscripción

¿Cuánto vale la tranquilidad? Una buena VPN te costará solo unos pocos euros al mes, lo que no es mucho comparado con la seguridad que proporciona (en muchos lugares, sale por menos de una taza de café al mes). Además, muchas de las ventajas de una VPN pueden acabar haciéndote ahorrar dinero.

Las VPN están prohibidas en algunos países

Esto solo será un inconveniente dependiendo de tu ubicación, pero las VPN están prohibidas, o al menos fuertemente restringidas en ciertos países. Incluso si las VPN son legales donde vives, deberías comprobar las leyes locales cuando viajes para asegurarte de que sabes lo que puedes y no puedes hacer.

Rusia y la India, por ejemplo, solo aprueban a los proveedores de VPN que aceptan registrar los datos de los usuarios y facilitarlos al gobierno en caso de que lo solicite. Las VPN están prohibidas en Bielorrusia, Irak, Turkmenistán y Corea del Norte, y cualquier intento de utilizar una puede acarrear fuertes multas o incluso penas de cárcel. Dicho esto, las VPN no están prohibidas en la mayoría de los países.

Incompatibilidad con determinados dispositivos

Aunque la mayoría de los dispositivos y sistemas operativos más populares son totalmente compatibles con las VPN, hay algunas excepciones, especialmente cuando se trata de dispositivos domésticos inteligentes. Por ejemplo, no podrás instalar una VPN en determinados televisores y consolas de videojuegos. Sin embargo, esto no es un gran problema, porque puedes configurar tu router doméstico para que envíe y reciba datos a través de una VPN. Como resultado, cualquier dispositivo conectado a tu red doméstica -incluidas las smart tvs, las consolas y cualquier otra cosa del router- estará ahora protegido.

Las VPN no te protegen de la recopilación voluntaria de datos

Las VPN no te protegen de entregar voluntariamente tus datos a Google, Facebook u otros recolectores de datos igualmente voraces. En muchos de estos casos, nosotros mismos entregamos nuestros datos por el mero hecho de utilizar estos servicios, o al menos les permitimos acceder a ellos. Del mismo modo, una VPN no te protegerá de comportamientos inseguros en internet. También en materia de seguridad hay que usar el sentido común.

¿Merece la pena una VPN?

Sí. Con las estafas online multiplicándose rápidamente en medio de la pandemia, el trabajo a distancia abriéndonos a constantes amenazas online, y con rastreadores y las miradas indiscretas invasivas vigilando todos tus movimientos: las ventajas de usar una VPN superan claramente a las desventajas. Pero, como ya hemos dicho, debes elegir tu proveedor de VPN con cuidado y evitar los servicios VPN gratuitos poco seguros.

CONSEJO: Trata tu espacio en línea igual que tu espacio físico: no gastarías dinero en una cerradura o un sistema de seguridad de mala calidad que sabes a ciencia cierta que un ladrón podría romper fácilmente. Protege tu red del mismo modo, ya que almacena gran parte de tus datos privados y valiosos.

Estos son algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un proveedor de VPN:

  • Infraestructura de servidores. Asegúrate de que tiene una amplia infraestructura de servidores, ya que te dará muchas direcciones IP entre las que elegir.
  • Fuertes algoritmos de encriptación. Este es uno de los componentes esenciales de una VPN. El cifrado AES de 256 bits es el más potente del mercado, así que comprueba siempre si el servicio VPN lo ofrece.
  • Servicio de atención al cliente. Un buen proveedor de VPN debería tener un servicio de atención al cliente fiable y profesional en caso de que tengas algún problema (para saber lo satisfechos que están nuestros clientes con su servicio, echa un vistazo a estas reseñas de NordVPN).
  • Política de registros cero. Asegúrate de que el proveedor tiene una política auditada de registros cero, lo que significa que no almacenan ningún dato sobre ti.
  • País de operación. Comprueba que el servicio no esté ubicado en un país famoso por la vigilancia y las violaciones de la privacidad.
  • Deshazte de los rastreadores. Elige una VPN con funciones de seguridad adicionales para mejorar tu experiencia de navegación. Un bloqueador de rastreadores impide que los rastreadores de terceros te sigan por internet y recopilen datos sobre ti mientras navegas.
  • Bloquea los anuncios. Un bloqueador de anuncios evita que los molestos comerciales de los móviles y webs intervengan en cada paso de tu navegación. Además, menos anuncios significan tiempos de carga más rápidos.

La seguridad online empieza con un clic.

Máxima seguridad con la VPN líder del mundo