Tu IP: Sin datos · Tu estado: ProtegidoDesprotegidoSin datos

Nómadas digitales y los mejores lugares para el trabajo en remoto

Un nómada digital es todo profesional que trabaja en remoto desde cualquier parte del mundo y usando las nuevas tecnologías. Aprovechando las ventajas de internet, puede realizar sus tareas desde cafeterías, resorts con vistas al mar o en una casa rural con Wifi. Esta modalidad de trabajo está en auge y cada vez hay más nómadas digitales extranjeros que quieren instalarse en España y Latinoamérica.

Nómadas digitales y los mejores lugares para el trabajo en remoto

¿Qué es un nómada digital y cómo convertirse en uno?

El nomadismo digital es un estilo de vida: viajar al mismo tiempo que trabajas. Las nuevas tecnologías han eliminado los límites del escritorio de la oficina, haciendo posible que un trabajador pueda cumplir con sus obligaciones desde cualquier ciudad. ¿Qué se necesita? Tener acceso a una conexión de internet estable y rápida, elegir un espacio desde el que empezar la jornada y adaptarse a los horarios del cliente o la empresa.

Desde hace años, periodistas, creadores de contenido y programadores, por solo citar algunas profesiones, trabajan en remoto. Sin embargo, el concepto de nómada digital añade otra característica importante: la posibilidad de trabajar sin descuidar las obligaciones profesionales. Para escribir un artículo de calidad, necesitarás motivación y documentarte, ¿crees que esto lo conseguirías más fácilmente dentro de una oficina gris o a la orilla del Mediterráneo?

5 requisitos básicos para convertirte en un nómada digital

  1. Tener un empleo que sea compatible con el trabajo a distancia. El aumento del teletrabajo durante la pandemia nos enseñó que hay proyectos profesionales que podemos llevar a cabo desde casa, pero ¿por qué no adaptarnos a un estilo de vida nómada? Piensa si tu profesión se podría adaptar a esta modalidad. Ahí van algunos ejemplos de áreas donde el trabajo en remoto gana cada vez más popularidad: traducción y escritura creativa; desarrolladores web o diseñadores gráficos; especialistas en SEO…
  2. Asegurarse de que la conexión a internet es estable y rápida. No importa a qué te dediques, en todo momento necesitarás tener acceso a una Wifi que no falle, y esto también incluye la seguridad online. ¿Manejas información confidencial propia o de tus clientes? Encripta el tráfico online instalando una VPN.
  3. Revisa la regulación de cada país. Los nómadas digitales viven en una ciudad por tiempo limitado, siendo común que residan en diferentes países en un mismo año. Por este motivo, es crucial conocer la legislación vigente en cada Estado en materia de teletrabajo. Países como Costa Rica, Rumanía, Estonia, Taiwán o Portugal ofrecen visados especiales o tienen políticas fiscales convenientes para trabajadores de esta modalidad. El Ministerio de Asuntos Económicos de España también está trabajando en una actualización de la norma y planea aprobar una Ley de startups. Este factor podría determinar el tiempo de residencia en dicho país.
  4. Los nómadas digitales no son turistas. Son residentes temporales en el extranjero o visitantes en una ciudad, pero en ningún momento están de vacaciones. Los proyectos de smart cities y pueblos inteligentes buscan atraer a estos profesionales. Según Eurostat, el porcentaje de teletrabajadores aumentó un 8% entre 2019 y 2021, y la España vacía quiere luchar contra la despoblación adaptando el rural a los nuevos tiempos.
  5. El informe The Future of Hybrid Work publicado por Gallup (2022) concluyó que el 91% de los empleados prefiere teletrabajar, ya sea completamente o en un modelo híbrido. La generación Z y los millennials tienen muy en cuenta la salud mental y la calidad de su tiempo de ocio a la hora de elegir un empleo, por lo que la idea de ser nómada digital suele ser atractiva y en la última década se ha hablado más de la ansiedad y el burnout en el trabajo.

7 mejores países de habla hispana para ser nómada digital

¿Te gusta la playa? Entonces elige una isla del Caribe como República Dominicana. ¿Buscas un lugar más tranquilo para conciliar? Echa un vistazo a los pueblos de Castilla y León que han habilitado redes Wifi de alta velocidad. ¿Prefieres aprender otro idioma e integrarte en otra cultura? Asia sale con frecuencia en las listas de preferencias de numerosos nómadas digitales: Tailandia, Vietnam o Indonesia.

En esta ocasión queremos centrarnos en los destinos en los que se habla español. Estas son las 7 mejores ciudades y pueblos para ser nómada digital.

1. México: playas, ciudades coloniales y espacios de coworking

México encabeza la lista de los mejores países desde los que teletrabajar. La oferta gastronómica, los puntos de interés turístico y haber sido la cuna de grandes artistas como Frida Kalho, Chavela Vargas o Jorge Negrete, hacen que México sea un destino irresistible para los profesionales que sueñan con viajar al mismo tiempo que trabajan.

  1. Ciudad de México. Comencemos por la capital. Los más cosmopolitas pueden instalarse en los barrios con grandes edificios modernos que están cambiando la imagen de la urbe en la que viven alrededor de 20 millones de personas. El trabajo remoto no significa estar todos los días frente a la pantalla del ordenador sentado en una de las sillas de tu salón, ve a una cafetería del centro o un espacio coworking donde encontrarás a otros extranjeros, a la vez que nacionales que conocen los secretos de D.F.
  2. Puebla. ¿Buscas la tranquilidad de la naturaleza sin escapar de la civilización? El Parque Nacional de Malinche está muy cerca de Prueba, ideal para tus escapadas de fin de semana. En la ciudad de Puebla es fácil encontrar alojamientos asequibles, a la vez que te acercas a la historia precolombina.
  3. Guadalajara. Para trabajar de forma eficiente, es importante alimentarse bien. Guadalajara cuenta con una amplia oferta gastronómica, así como opciones de ocio y entretenimiento. La municipalidad ha aprobado proyectos de digitalización para atraer a los teletrabajadores.
  4. Mérida. Seguro que has visto las playas de Yucatán en la televisión, pero ¿qué te parecería trabajar desde ahí? En los últimos años, Mérida es la “Home Office” de numerosos extranjeros y mexicanos. Destacan la hospitalidad local, la cercanía con el océano y la multitud de visitas turísticas que se pueden hacer sin salir del Estado de Yucatán.
  5. Playa del Carmen. Creemos que este balneario costero encaja con este estilo de vida y trabajo. No debes renunciar a una conexión a internet, en este lugar es posible combinar las nuevas tecnologías con la naturaleza. ¿Vives en Europa y te parece demasiado caro viajar a México? Utiliza una VPN y prueba a cambiar la ubicación de la dirección IP hasta que encuentres un billete de avión que te convenga.

Empieza a usar la mejor VPN y asegúrate de que tus dispositivos están protegidos.

Consigue NordVPN

2. Guatemala: Antigua, la ciudad colonial del trabajo en remoto

Al echar cuentas, verás que Guatemala es uno de los países latinoamericanos más económicos, en especial para aquellos que trabajan para empresas norteamericanas o con clientes europeos. En Antigua, la capital, hay disponibles espacios de coworking muy cerca de restos de la cultura maya.

3. Perú: costa, sierra y ciudades modernas

Cuzco, Arequipa y Lima, por solo citar algunas ciudades. Los sitios de interés en Perú son innumerables y en la mayoría de ellos te puedes conectar a redes Wifi de alta velocidad. Los nómadas digitales eligen el siguiente destino analizando el atractivo turístico del lugar, aunque pensamos que es difícil resistirse al Machu Picchu, el volcán Misti o la montaña de los siete colores.

4. Argentina: conéctate desde la Patagonia o la cosmopolita Buenos Aires

Argentina es un país enorme con un sinfín de atractivos: gastronomía muy variada, belleza natural y urbes que se modernizan con rapidez. Las opciones son infinitas: trabajar una temporada en Buenos Aires y ver al Boca Junior en directo; cumplir con la jornada laboral y tomar un vino de Mendoza; terminar las tareas del día y fotografiar la Pampa.

Tal vez te encuentres conexiones a internet que no son estables, pero quizá puedas utilizar el teléfono móvil como router y emplear todas las medidas de seguridad necesarias. Lo más importante es salvaguardar tus datos personales y la información confidencial de tu empresa. Asimismo, en caso de necesitar consultar archivos compartidos con otros miembros de la empresa, recomendamos emplear la función Red Mesh de NordVPN. Se trata de una conexión LAN de última generación, que únicamente puede ser usada por tu departamento.

5. Ecuador: un road trip mientras teletrabajas

El nomadismo digital no significa pasar temporadas de varios meses en un lugar concreto, también hay personas que optan por viajar con más frecuencia. Los hay que alquilan o compran una autocaravana o una furgoneta camperizada y recorren Latinoamérica. ¿Por dónde empezar? ¿Qué te parece Ecuador?

Es un país pequeño, pero con las playas de Montañita mojadas por el agua del Pacífico y vistas a Los Andes desde Cuenca. Instala tu oficina en tu casa rodante, necesitarás una mesa amplia, junto a una silla cómoda y la mejor tecnología. En este último punto, no te olvides de las herramientas para sufrir ataques informáticos.

6. Colombia: una oficina con vistas al Caribe

Muchos nómadas digitales buscan el calor, las playas de arena suave y platos que encantan al paladar. Colombia es una gran opción porque dispone de grandes ciudades para los más urbanos y localidades costeras como Santa Marta. Combina mañanas de reuniones online con tardes en una hamaca mientras tomas una bebida refrescante.

Cartagena de Indias con sus calles coloridas, acoge a una comunidad de trabajadores en remoto bastante amplia, aunque, sin duda, la mayoría los encontramos en las grandes ciudades. Medellín ha mejorado el transporte público para facilitar la movilidad de los vecinos, mientras que Cali y Bogotá también han apostado por proyectos en los que las nuevas tecnologías son un pilar fundamental.

7. España: ¿prefieres el campo o la ciudad para trabajar en remoto?

Las Islas Baleares o Canarias son los destinos perfectos para los nómadas digitales que huyen del frío y las ciudades grises. Si te decantas por Canarias, no olvides visitar el Teide y el resto de islas, solo debes subirte a un barco. Pero ¿buscas la máxima privacidad? Alquila una smart house en la isla de El Hierro, la isla produce su propia electricidad y en los pueblos están transformando las infraestructuras para adaptarse a los nuevos tiempos.

Para aquellos que son de secano, pueden teletrabajar desde los pueblos de Teruel, País Vasco o Extremadura. Las opciones de alojamiento son asequibles y la lista de puntos de interés turísticos interminable. Con respecto a las grandes ciudades, además de Madrid y Barcelona, recomendamos Málaga o Valencia por los planes de digitalización que están llevando a cabo los respectivos ayuntamientos. Y para los nómadas digitales que busquen la naturaleza y el contacto con el rural, mirad en el mapa los pueblos montañosos de Galicia, Cataluña o Asturias.

Con el objetivo de impulsar las startups, el gobierno español ha aprobado leyes y llevado debates al Congreso en torno a la regulación de los autónomos, nómadas digitales o freelancers. Conviene revisar las rebajas fiscales, los requisitos para solicitar un visado (en caso de no ser ciudadano de la Unión Europea) y los impuestos que deben abonarse.

¿Qué son las aldeas de nómadas digitales?

Las aldeas de nómadas digitales son localidades que hasta hace poco se encontraban apartadas de las grandes ciudades, sufrían problemas de despoblación y los vecinos mantenían las tradiciones del lugar. Sin embargo, la conservación del patrimonio histórico y la riqueza cultural no está reñida con el avance de las telecomunicaciones. Por eso nacieron los proyectos de aldeas para nómadas digitales.

Vistas panorámicas, infraestructuras de última generación para tener acceso a internet y todos los servicios, viviendas que respetan el entorno… El primer país que desarrolló este concepto en Latinoamérica fue Brasil. En Praia de Pipa, Rio Grande do Norte, el gobierno local y el sector hostelero fueron conscientes de que para mejorar la economía del municipio, debían invertir en un tipo de turismo sostenible y con una visión a largo plazo. Tomaron como ejemplo la experiencia portuguesa, donde un pequeño pueblo de Madeira acoge a más de 5000 trabajadores remotos que aportan a la isla alrededor de 30 USD millones al año.

En la última década, varios países asiáticos han desarrollado proyectos con resorts habilitados con espacios de coworking y habitaciones con todas las comodidades. Hablamos de Camboya, Vietnam, Malasia o Tailandia. Además de hacer turismo una vez que termines el trabajo, existe la posibilidad de conocer a otros profesionales de tu sector.

3 consejos de ciberseguridad para los nómadas digitales

Cuando llegas al aeropuerto, seguro que no dejas tu maleta abierta en medio de un pasillo mientras vas a comprar algo para comer. Cualquiera podría echar un vistazo a tus pertenencias y quedarse con lo que más le guste, por ejemplo, tu portátil o el Kindle. Ese despiste puede terminar en un robo. Entonces, ¿por qué no cuidas tus archivos y otra información personal online?

Tus pertenencias en línea también son importantes, por eso nos gustaría señalar 3 consejos de ciberseguridad para los trabajadores remotos que viajan con frecuencia:

  1. No permitas que un virus o un sitio web malicioso arruine tu viaje. Hacer clic y terminar navegando por una página web infectada con malware puede terminar en el robo de tus datos personales, los de tu empresa y varios días sin trabajar hasta que se solucione el problema. Del mismo modo que un nómada digital investiga cuáles son los barrios más seguros y pone sus objetos valiosos en una caja fuerte, invierte en las mejores herramientas en ciberseguridad, como la Protección contra amenazas de NordVPN.
  2. Jamás dejes a la vista tus contraseñas. Si duermes en un hostel o un resort en el que hay mucho movimiento de huéspedes, nunca dejarías tu tarjeta de crédito sobre la mesa del restaurante. Por lo tanto, siguiendo la misma regla, no es apropiado anotar las contraseñas (en especial las relacionadas con el trabajo) en notas o libretas que cualquier persona pueda revisar. Además, la clave debe ser larga, con caracteres especiales y aleatoria. Necesitarás un gestor de contraseñas como NordPass, una especie de caja fuerte para tus claves.
  3. Navega por internet siempre que tengas activada una VPN. Las redes de Wifi públicas y las conexiones de los hoteles tienen varias vulnerabilidades en cuanto a la ciberseguridad. Resulta imprescindible encriptar el tráfico en línea con una VPN de uso personal o una VPN para empresas. Por otra parte, ¿te gustaría seguir viendo una serie de tu país cuando estás en el extranjero? Las VPN eliminan las distancias geográficas.

La seguridad online empieza con un clic.

Máxima seguridad con la VPN líder del mundo


Valoramos tu privacidad

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia más segura y personalizada. Al aceptar, significa que estás de acuerdo con el uso de cookies para anuncios y análisis, online con nuestra Política de cookies.