Tu IP: Sin datos · Tu estado: ProtegidoDesprotegidoSin datos

¿Cómo detectar cámaras espía con tu smartphone? 4 formas de encontrarlas

Descubre si en tu casa hay cámaras ocultas o si la habitación de hotel en la que te estás hospedando es segura. Detectar cámaras espía es una cuestión que cada vez preocupa más, puesto que se desconoce realmente cuál es la intención que hay detrás de esta vulneración de la privacidad de terceras personas. ¿Qué hacen los hackers con esas imágenes? ¿Solo buscan fotografías íntimas? ¿Cómo puedo saber si hay una cámara espía cerca de mí?

¿Cómo detectar cámaras espía con tu smartphone? 4 formas de encontrarlas

¿Cómo encontrar cámaras espía con tu móvil?

Los smartphones están configurados con un sensor ToF, un mecanismo que analiza las emisiones de luz infrarroja que lanza el propietario del dispositivo en una frecuencia de 20 MHz. Gracias a este sistema, es posible recrear una escena en tres dimensiones y localizar cámaras ocultas en un apartamento de Airbnb, tu propio hogar o la oficina.

A todos nos preocupa que se haga pública nuestra vida privada, en especial las imágenes íntimas. Por ese motivo, en esta guía podrás conocer los métodos que hay disponibles en la actualidad para encontrar cámaras espías. Pasemos a ver con más detenimiento cómo se detectan las cámaras ocultas:

1. Usa una app para encontrar cámaras espías en tu casa

La preocupación por las cámaras espías es tal, que ya se han lanzado apps para detectarlas en pocos segundos. Pero ¿cómo funciona una cámara oculpa para que pueda ser captada por una simple aplicación móvil? Existen dos posibilidades.

  • La detección de campos electromagnéticos. Las cámaras de videovigilancia deben estar conectadas a internet para funcionar correctamente, por ejemplo, la cam que se usa para ver qué hace tu mascota en el salón cuando no estás en casa. Cuando están encendidas las cámaras, emiten cierto tipo de radiación que puede ser detectado por la app. No importa si alguien ha metido la cámara detrás de un espejo, en una maceta o en la parte de arriba de un mueble, la app del móvil la encontrará.
  • La detección la luz de la lente. Los expertos en ciberseguridad advierten de que este método no es tan fiable como el anterior, pero sigue sirviendo para encontrar cámaras ocultas porque todas emiten algún tipo de luz para funcionar, incluso estabando en la oscuridad, la app terminará detectando la cámara programada por un hacker o curioso.

Importante: algunas de estas apps para encontrar cámaras ocultas solo son compatibles con algunos modelos de smartphones. Si realmente estás preocupado porque sospechas que alguien ha instalado cámaras espías en tu alojamiento o vivienda, en algún momento en el que tú no estabas allí, verifica que el fabricante de tu móvil es compatible con esta clase de apps y sal de dudas. Sin embargo, la inmensa mayoría de los modelos de smartphones iOS y Android actuales son compatibles.

2. Enciende la linterna de tu smartphone para dar con las cámaras espías

El truco de la linterna para detectar cámaras ocultas es de lo más básico, pero también eficaz. Además, no es necesario instalar ninguna aplicación, cualquier móvil tiene configurada ya la linterna.

Para que el método de la linterna funcione, sigue estos pasos:

  1. Apaga las luces del cuarto en el que sospechas que hay cámaras ocultas. Ten en cuenta que, si no existe la posibilidad de quedarse a oscuras, este truco no funcionará.
  2. Ahora enciende la linterna del smartphone y abre la app de la cámara como si fueras a sacar una fotografía.
  3. Examina a conciencia las estanterías, los elementos decorativos y cualquier rincón. Piensa que la cámara funciona con electricidad, así que un buen lugar para revisar son los techos y los espacios cercanos a los enchufes. Asimismo, el plano es fundamental para robar imágenes de calidad, observa dónde es el mejor sitio para poner una cámara.
  4. Si ves un reflejo en la pantalla de tu smartphone, causado por el choque entre la luz de la lente de la cámara espía y la linterna, has encontrado la cámara oculta.

Cuanta mayor sea la gama del teléfono, mejor funcionará este truco. Esta premisa tiene que ver con la capacidad del flash para emitir ciclos por segundo (Hz) y la nitidez de la propia cámara integrada en el smartphone. No se trata de atemorizar a los usuarios, pero la instalación de cámaras sin autorización de un húesped o el inquilino de un departamento de alquiler, no es una cuestión menor. Por ejemplo, la recopilación de imágenes íntimas puede terminar en un caso de sextorsión, pero las tomas más inocentes incluso pueden servir de base para crear un vídeo deepfake comprometido.

3. Escanea la red Wifi en busca de cámaras ocultas

Para reforzar tu privacidad y seguridad online, es imprescindible encriptar tu tráfico en línea a través de una red privada virtual (VPN). Este consejo se debe tener en cuenta en cualquier circunstancia, especialmente si estás conectado a una red Wifi pública. Acostúmbrate a usar una VPN cuando viajas o si teletrabajas desde un coworking space.

A los hackers les encanta manipular las redes Wifi públicas porque en ellas se concentra un gran número de usuarios. En el caso de atacar la conexión de una empresa, podrían comprometerse los datos confidenciales de los clientes, pero también es posible que se instalen cámaras espías en los servicios, los espacios comunes o que se active la propia cam del portátil que usas para trabajar.

Escanear las redes Wifi en busca de cámaras ocultas es fundamental para mantenerte protegido. Con esta simple acción, evitarías que un espía active la cámara de la sala de reuniones principal de la compañía y robe las últimas ideas de lanzamiento. Imagina las enormes pérdidas que supondría la filtración de información confidencial relacionada con los futuros proyectos de una empresa.

En este punto, también se incluye a los sistemas de videovigilancia. Tanto tu comunidad de vecinos como las oficinas de una pequeña o gran empresa, deben estar protegidas y detectar los intentos de activación de las cámaras no autorizados. Resulta muy peligroso que un hacker conozca las rutinas de una persona en particular: a qué hora va al trabajo, cuántos miembros tiene su familia, cuándo suele salir a hacer deporte, etc. Al fin y al cabo, nadie sabe a ciencia cierta por qué un delincuente lanza un ataque sniffer.

4. Comprueba si hay pilotos encendidos en la habitación

A menudo, los cibernautas se muestran preocupados por los dispositivos de seguimiento. Nadie quiere que sus datos personales terminen en las manos equivocadas, y esto también incluye las imágenes.

La forma más simple de asegurarnos de que no hay pilotos encendidos en una habitación y, por tanto, que no nos están grabando sin autorización con una cámara espía, consiste en apagar todas las luces y revisar cada rincón en busca de un parpadeo. Asimismo, puedes utilizar un detector de infrarrojos para que las comprobaciones no sean tan rudimentarias.

¿Dónde suelen estar escondidas las cámaras espías?

Las cámaras ocultas pueden estar colocadas en cualquier parte, el único requisito es que no sean visibles, de modo que tendrán tiempo de recolectar imágenes y vídeos de las personas afectadas.

Si te estás alojando en un hotel, presta atención a todos los objetos que te rodean, ¿tiene sentido su ubicación? Recuerda que los hackers que emplean cámaras espías siempre buscan los lugares más “inocentes” para instalar sus dispositivos, haz las comprobaciones necesarias (que anteriormente te hemos indicado) ante cualquier sospecha.

Esta es una pequeña lista de objetos en los que se podría estar escondiendo una cámara oculta:

  • Espejos colocados de tal manera que reflejan casi todo el cuarto.
  • Peluches o figuras decorativas situadas a la altura perfecta para conseguir un plano completo de una persona.
  • Cajas que aparentemente cubren los cables o los interruptores de la habitación.

Por último, cabe mencionar que los precios de las cámaras espías son bastante económicos. Además, cada vez es más frecuente usar dispositivos de videovigilancia para saber qué hace nuestra mascota cuando estamos en la oficina o las que se usan para supervisar a los bebés, pero todavía se desconocen los peligros reales que pueden acarrear, como el hackeo de dichas cámaras.

¿Qué debo hacer si encuentro una cámara espía?

Si en algún momento encuentras una cámara oculta en un apartamento de alquiler o en tu oficina, de la que, por supuesto, no tenían constancia de su instalación, no intentes desactivarla. Primero, toma fotografías de todo el cuarto, ya que esto servirá de prueba a la hora de demostrar que no has sido tú quien la ha colocado ahí.

A continuación, ponte en contacto con la policía o las autoridades pertinentes para denunciarlo. En ninguna circunstancia se justifica la grabación no autorizada de tu intimidad, así como la captura de imágenes. No obstante, de ver una cámara en la vía pública, tal vez no sea ilegal y se trate de un sistema de videovigilancia. Por ejemplo, la cámara de una sucursal bancaria que funciona de noche y de día. En este tipo de situaciones, habría que analizar caso por caso y determinar cuál es la finalidad de la recopilación de las imágenes y vídeos.

Esta cuestión, no es menor, al igual que informarse sobre cómo saber si mi teléfono me está espiando, no podemos dar por hecho que todos los lugares son seguros. La tecnología nos ha aportado grandes beneficios pero, su mal uso, puede comprometer nuestra privacidad. Por este motivo, resulta imprescindible conocer las formas para localizar cámaras espías dentro y fuera de casa.

La seguridad online empieza con un clic.

Máxima seguridad con la VPN líder del mundo


Valoramos tu privacidad

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia más segura y personalizada. Al aceptar, significa que estás de acuerdo con el uso de cookies para anuncios y análisis, online con nuestra Política de cookies.